Regresamos a los temas de que sucede que con las tablets electrónicas que han facilitado los procesos comunicativos de personas con ausencia de habla. El mejor ejemplo la aplicación Ablah, creada y desarrollada por un padre con dificultades para comunicarse con su hijo que padece autismo. Juan Carlos González es informático, autodidacta y vendedor ordenadores en la sección de electrónica de unos grandes almacenes en Marbella.

Su hijo Darío, que va a cumplir cuatro años y es autista, ha sido su inspiración y también la necesidad, que hace un año le sirvió como motor para crear un programa de lo más intuitivo, con el que mejorar la comunicación y los problemas de conducta. Así nació “Ablah”. Esta aplicación ha sido la primera dedicada a personas autistas que puede utilizarse en español y en otros idiomas, así como capaz de adaptarse a las necesidades de cada niño o adultos que hayan sufrido derrames cerebrales u otras dolencias similares.

Señalar los iconos

Según Juan Carlos González, ‘Ablah’ además de aprovechar la tactibilidad de dispositivos como el iPhone o el iPad, “que han ayudado a mi hijo a aprender algo tan importante como señalar”, es la primera aplicación de este tipo en castellano. “Es como un comunicador personal, una herramienta de apoyo para el terapeuta y los padres”. Todo el estudio hasta el momento ha sido positivo. Cuando se dio cuenta que las terapias tradicionales, eran efectivas solo a medias para captar la  atención de su hijo se puso a investigar.

Y observó la  facilidad con la que el pequeño atendía a los dibujos animados, y el deseo que tenia siempre de arrebatarle el teléfono móvil, así como también de toquetear el ordenador de casa. Darío, sin saberlo, estaba proporcionando pistas clave a su padre. Al niño le sería mucho más fácil aprender si entraba  en contacto con palabras escritas al tiempo que las escuchaba. La idea de desarrollar una aplicación informática que uniera todos estos elementos se fraguó en la cabeza de González dando a la luz “Ablah”.

Señalando iconos y fotos 

La aplicación se estreno hace un año y mantiene un buen ritmo de descargas.  El programa es intuitivo y sencillo como un juego. Mediante galerías de fotos y sonidos ayuda a atajar problemas de conducta, anticipando al niño lo que irá haciendo durante el día: una foto de una piscina para ir a bañarse, una imagen de un parque para ir a jugar… una manzana para comer… El creador de la App, señala que también sirve para mejorar la comunicación.

“Si le preguntas qué quiere comer, él mismo va pasando las fotos de alimentos y señala. Puedes subir tus imágenes y crear tu propia galería, así te ahorras de llevar encima los pictogramas a todas partes. Permite montar frases moviendo palabras sueltas y reproducir el sonido, por lo que es útil para cualquier persona con un trastorno del lenguaje y la comunicación”.

El programa ha sido reconocido  como la mejor app de 2010. El importe económico del premio de la Fundación Vodafone, que acaba de recibir hace unos días y que se  suma al de The APP Date Award , ha permitido que la  aplicación “Ablah” haya bajado su precio un 50% y cuesta ahora 15 euros.  El aporte del galardón también ha permitido empezar a trabajar en la versión 2.0 de este software, así como en el diseño de nuevas herramientas enfocadas a la enseñanza de niños con problemas cognitivos entre otras funcionalidades.

De hecho, la consecuencia más directa es que en las próximas semanas,“Ablah” estará disponible para tablets y smartphones con sistema operativo Android, y por lo tanto será accesible para familias de poco poder adquisitivo gracias al trabajo de la empresa Kibo Studios, que se ha encargado de su desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: