El cliché de los cada año es todo un universo. Nos la pasamos prometiendo cosas que en el mayor de los casos no cumplimos, nos fortalecemos a los meses en la desidia y una supuesta incomprensión social. Pregunta numero uno en el año: cómo puedo llegar a una búsqueda de inspiración en cada tema cotidiano o complejo en el trabajo. Esto es lo más difícil cuando nos prometemos “ser mejores seres humanos” “el numero uno en nuestro desempeño laboral” “el mejor hijo/padre/madre/hermano/cuñado/ETC” pero como lo comento en un inicio, no somos nosotros, es el entorno [el que nos manipula y nos hace ser lo que somos].

Somos lo que somos, por justamente eso mismo, el pasado. No intento hacer una justificación teórica de por qué somos malas personas al transcurrir un año nuevo, intento asimilar con ustedes el crecimiento personal, espiritual y de productividad que tenemos según nuestras métricas personales, un análisis hacia lo que somos y lo que nos detiene a cumplir nuestras metas. Muévete rápido, eso ayuda.

En el 2017, como tú, tuve retos nuevos, por supuesto llenos de temor y recomendaciones de otros que me llenaban de miedo y angustia por tener un error. No me gusta fallar, así como supongo a ti tampoco. Pero para poder avanzar en un mundo laboral avasallador necesitas resolver al instante, tan rápido como lo podría ser alguien más con un costo menor al tuyo. Eres fácilmente reemplazable y necesitas un plus que te ponga en la mira de tu industria. Esto se resuelve con dedicación pero sobre todo con pasión y esfuerzo. Vinculado con practica y educación, lo mencioné antes como el mundo avasallador laboral, porque la información está abierta a cualquiera y las oportunidades de estudio están para todos. Ya no te sirve de nada ser el mejor de la clase como cuando cursábamos la universidad, hoy el nivel de abandono universitario es mayor por apostar a la practica, una realidad que cada que puedo la platico. Me han invitado a seminarios universitarios donde puedo charlar de ¿cómo la universidad pierde fuerza de teoría sobre la practica? Y en los ejemplos me pongo como ejemplo, es decir, yo estudié psicología, luego marketing y estrategias digitales, hice una decena de cursos algunos de oyente otros de especialidad, hoy hago publicidad y comunicación, tengo la maravillosa y gran bendición de hacer lo que me apasiona. Todo esto lo resolví en un 35% en la universidad. En el camino me encontré con gente igual que yo, dejaron de creer en la universidad y se volvieron autodidactas, formularon su razonamiento critico y se volvieron a la acción. En muchos casos sin recibir nada de dinero a cambio, pero sí experiencia en formular sus proyectos personales.

En estos seminarios hay cientos de preguntas y de soluciones no hay una, únicamente acercamientos y la más próxima es: mata a tu versión universitaria. Pero ¿cómo se puede hacer esto posible si ya estoy aquí sentado en la Universidad? No lo digo porque yo tenga la razón sino porque hablo de la formulación y experiencia que puedo ver con otros en mi entorno. El mundo quiere al tipo más seguro y comprometido que pueda encontrar en ti.

Nosotros, el trabajo y la inteligencia artificial.

 

Aunque no solo la super practica formula un supuesto éxito, en 2017 asistí a la NAB y descubrí que el año iba a estar lleno de realidad aumentada e inteligencia artificial, todo por el todo es apostado en resolver actividades que son básicas y cada vez más naturales del ser humano. Desde el simple hecho de encontrarte en alguna otra parte del mundo y ofrecerte una experiencia turística / hasta la sensación de un plan de vuelo piloteando un avión de guerra. Las maquinas, comienzan a tomar efectos importantes en lo que depende del ser humano y afectan nuestra realidad, brindándonos experiencias cada vez más exactas a estar ahi [viviéndolo].

No solo Elon Musk, Bill Gates y Stephen Hawking están asustados por el posible surgimiento de máquinas que superen la capacidad humana. Sí, los robots tienen el potencial de aventajarnos y con el tiempo podría suceder que la inteligencia artificial deje obsoletas innumerables profesiones para cuando tus hijos lleguen a cumplir 20 años.

No necesitas ser Marty McFly para darte cuenta de las amenazas claras hacia las futuras carreras de nuestros hijos.

Digamos que sueñas con mandar a tu hija a la Facultad de Medicina de Yale para que se convierta en radióloga. ¿Por qué no? Los radiólogos en Nueva York tienen un ingreso medio de aproximadamente 470.000 dólares anuales, según la página Salary.com. No obstante, ese trabajo de pronto parece incierto cuando la inteligencia artificial mejora la lectura de escaneos. Solo para citar un ejemplo, una empresa llamada Arterys ya tiene un programa que puede realizar un análisis de una resonancia magnética de cómo es el flujo de sangre al corazón en tan solo 15 segundos, comparado con los 45 minutos que requiere un humano para hacerlo. *

O quizá quiere ser cirujano, pero esa especialidad tampoco está segura. Los robots ya asisten a los cirujanos para remover órganos dañados y tejido canceroso, según publicó la revista Scientific American. En 2016, el prototipo de un cirujano robótico llamado STAR (Smart Tissue Autonomous Robot) aventajó a los cirujanos humanos en una prueba donde ambos tenían que reparar el intestino dañado de un cerdo vivo.

Ante estas circunstancias desalentarse es fácil. Lo importante: el control.

El control te hace no reaccionar de forma intrínseca y ejecuta en la practica el saber darte cuenta cuales batallas luchar. Las que realmente valen la pena.

Enojarte en tu ambiente laboral, únicamente hacer que pierdas el tiempo. Deja en claro la atención y energía que gastas en soluciones que están en enfocarte y esto te hace perder todo, hasta tu productividad diaria.

Mantén una buena influencia sobre los otros, aprende a escuchar y hacer que te escuchen, no busques ser el centro de atención, pero sí haz algo muy importante, propón mucho, comenta todas tus ideas, busca que tu insistencia te ponga en el camino correcto. Esto como lo anterior, no lo va hacer nunca una maquina, una maquina estará programada para cumplir y listo, resolver las tareas asignadas. Tú vas a proponer y entre más ideas pongas sobre la mesa aunque estas no vean la luz, esto podrá influir en tu area de trabajo. Recuerda que si reaccionas como todos, eres como todos.

Un factor de suma importancia, es la responsabilidad y lo que hay en ella.

Responsabilidad volvemos al eje central, no es cumplir. Es tener una visión total y total es total. Arriesgado, al final sino arriesgamos estaríamos haciendo lo primero, nada.

No solamente este año te propongas cosas que todos puedan realizar. O bueno sí, haz eso, lo mínimo hasta lo más grandioso. Viaja mucho, viajar te ayuda abrir el alma y la mente, te pondrá en la magia de tomar responsabilidad total de las cosas, te invita a pensar que las puedes alterar, por que las puedes cambiar, ya lo viste en otra parte y sabes que va funcionar en tu esquema personal / laboral. Lo opuesto también es cierto. Si crees que las cosas ocurren por culpa de alguien más, esperas a que alguien más las cambie y tú permaneces en el mismo lugar, la inacción genera más inacción.

¿Cómo quieres empezar tu año?

Más información | Will Robots Take Our Children’s Jobs?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: